Caudales hídricos disminuyen en Tungurahua

Carrusel
Fuentes hídricas disminuyen su caudal que genera preocupación. (Foto El Heraldo)

La reducción de los caudales hídricos supera el 30% en los últimos 15 años. Las acequias como la Mocha-Huachi que antes generaba 800 litros, hoy está en 400, indicó el responsable provincial de la Senagua, Leonardo Velasteguí.

Además han desaparecido fuentes de agua. Ciertas vertientes quedaron para la historia, añadió.

La razón para esta realidad es la densidad poblacional. Cada día se construyen más viviendas y aumenta la actividad agrícola, lo cual complica la estabilidad de los páramos.

Según Velasteguí el trabajo se dirige a la preservación de los páramos, determinación de zona de protección hídrica y el funcionamiento de estaciones hídricas y meteorológicas.

Las estaciones facilitan el monitorio permanente de los caudales. Este trabajo ayuda a concretar una política de conservación integral.

Aquí es importante el aporte de las otras provincias centrales, porque el cuidado del agua es responsabilidad de todos.

Luis Lara es propietario de un terreno que produce manzana. Afirmó que es real la disminución de los caudales de las acequias, lo cual dificulta la actividad agrícola.

“En mi caso la baja en la cantidad de agua impide sembrar con mayor tranquilidad. Corremos riesgos de perder la inversión”, manifestó Lara. (I)

Deja un comentario