Un canto a la libertad en la frontera colombo-venezolana / Carlos Rosero

Columnistas, Opinión

Tomando las frases del polemista Linares Quintana, sobre la Libertad, dice: «La Historia de los pueblos es la lucha por la libertad, lucha para alcanzarla, lucha por mantenerla y cuando la ha perdido lucha por reconquistarla, porque la libertad es como un rayo de luz que vive en el corazón y la mente de los pueblos, que nunca se apaga»

El heroico y noble pueblo Venezolano, dejó su huella imborrable, porque allí se prendió la chispa de la libertad, comandada por el Gran Libertador Simón Bolívar, sin medir la autodeterminación de los pueblos, que es la pantalla de defensa de los actuales seudo dictadores que se toman el poder para su beneficio personal y humillar a su propio pueblo, la Bandera del Gran Libertador recorrió Colombia, Ecuador , Perú y Bolivia porque esos pueblos solicitaban la presencia de su ejército libertario para encontrar la libertad y conformar estados democráticos, con leyes que respeten la dignidad de los hombres, por eso en el Congreso de Angostura, manifestó: «Que la mejor Dictadura, no era mejor que la peor Democracia». Simón Bolívar fue un demócrata, jamás habría pensado en la continuación de la vida política de su pueblo, la libertad alcanzada haya sido ensuciado por un sátrapa que destruyó al noble pueblo Venezolano, quedando como heredero un enemigo de Venezuela, que habiendo nacido maduro, hoy está descompuesto, su reducida mentalidad, piensa que como el está gordo, usufructuando los dineros del Estado junto con sus esbirros, no conoce como mendiga su pueblo fuera de los linderos patrios, en su acción criminal cierra las fronteras con soldadura eléctrica para que no pase la ayuda humanitaria, e incendian los vehículos, su acción no tiene perdón de Dios, ni del mismo Satanás; es lamentable que una Fuerza Pública, que debe ser el respaldo de la libertad y la democracia, sean cómplices de un Dictador con una capacidad intelectual reducida, si fuera un asno comprendería que fue un animal que utilizó María para su huida a Egipto y Jesús utilizó par su entrada triunfal del Domingo de Ramos, pero ni siquiera es un asno, es un criminal que baila matando a su propio pueblo y los hijos de Satanás que lo respaldan, siguen pensado en el dialogo con un ignaro que no entiende la palabra diálogo, que no puede ningún otro país intervenir en los destinos internos de Venezuela; el destino interno de Venezuela es el Grito de Libertad, necesitan la intervención armada, no en contra del pueblo, es en contra del Dictador y sus esbirros, las amenazas que hace Maduro, es como el perro que ladra y no muerde, con el primer encuentro armado Maduro huiría de Venezuela o se suicidaría para no responder el daño causado. Naciones libres de América es hora hoy o nunca actuar por la libertad de Venezuela, está en sus manos, el pueblo les agradecerá y se escribirá una nueva página en la Historia libertaria del valeroso pueblo Venezolano. (O)

Deja un comentario