Enfermedades Catastróficas e IESS / Editorial

Editorial

Se estima que, el 2019, los ingresos corrientes para salud no financiarán los gastos corrientes de la salud en el Iess. El saldo negativo podría llegar a 245 millones de dólares.

Entre el 2015 y el 2017 se destinó a la atención de salud en el Iess unos 2.124 millones de dólares, de los cuales 520 millones se utilizaron para las enfermedades catastróficas.

Dado que el Estado no ha cubierto la deuda en salud con el Iess, la capacidad financiera de esta entidad para ocuparse de la salud tiene severas limitaciones. 

Son costosos los fármacos para quienes padecen enfermedades catastróficas, al igual que los procedimientos médicos a los que son sometidos. 

Estaba previsto que se creara un fondo solidario para cubrir la atención de quienes padecen enfermedades catastróficas. Han pasado los años y ese fondo no ha logrado constituirse. Por ello, el financiamiento de la atención a esos pacientes proviene de los ingresos corrientes del fondo de salud del Iess.

La sostenibilidad del fondo de salud del Iess debería ser la prioridad. Es importante que se conozca el plazo dentro del cual el Estado pagará la deuda pendiente y si existe la decisión de crear el fondo solidario para enfermedades catastróficas. (O)

Deja un comentario