Todo es marketing / Edison Narváez Z.

Columnistas, Opinión

Hace algunos días atrás un amigo me decía, “Hoy en día todo es Marketing”, y no deja de tener razón, pues la constante evolución del mundo globalizado hace que el Marketing  esté en todo, porque hasta para morir nos publicitan y promocionan en donde deben estar nuestros restos mortales. Evidentemente la palabra Marketing es en la actualidad una de las más utilizadas por empresarios y clientes; de hecho las necesidades de los seres humanos son cada vez mas cambiantes. 

Ciertamente,  el mundo del marketing no es estático, ha cambiado dramáticamente en los últimos años, debido en gran parte al desarrollo de las comunicaciones, lo cual permite tener a la gente totalmente informada para buscar, aprender, comparar, exigir  y comprar; esta tendencia ha exigido al Marketing adaptarse y evolucionar.

Normalmente, no puede existir actividad económica sin una correspondiente actividad del Marketing. La disminución de la actividad del marketing, presiona para  que la producción también disminuya. Esto significa que todas las actividades comerciales, industriales, financieras, políticas y de servicios en general sean grandes o pequeñas requieren «mercadear» sus productos o servicios;  no es posible el éxito de una actividad sin el Marketing. 

Hemos dicho que el Marketing está cambiando constantemente básicamente por el desarrollo de la comunicación, adicionalmente es necesario considerar que dentro de éste entorno, la gente olvida muy rápidamente, por tal razón cada vez resulta más difícil para el empresario destacar su marca dentro del enjambre comunicacional que bombardea el cerebro de los clientes. Evidentemente, el problema reside en la mente de los clientes, y por tanto la solución se encuentra dentro de ellos.

Lo anotado anteriormente permite al empresario estar consciente de que la competencia no está dormida, aquí toma importancia el Marketing para reaccionar o anticiparse a la competencia, establecer una posición para la empresa y tratar de mantener a los clientes. 

Mientras que hace varios años, el Marketing se centraba en satisfacer a los clientes  y retener a los mismos. La tendencia actual es fidelizar al cliente, generándoles necesidades e involucrandolo en la organización, es decir la creación de una conexión más profunda y con mayor significado entre la empresa y el cliente, prolongándose además a lo largo del tiempo. En otras palabras, el Marketing actual consiste en crear relaciones que instituyan vínculos. 

De la misma manera se debe considerar que el Cliente actual tiene consciencia social, y es que la gente se alimenta, se viste, se educa,   viaja y hasta se hace hincha de un equipo de futbol en virtud de las apariencias y para estar acorde con lo que la sociedad impone. (O)

Deja un comentario