Servicios que marcan la diferencia / John Tello Jara

Columnistas, Opinión


En pleno siglo XXI, parece imposible hablar que en países desarrollados no exista servicios básicos como agua potable, alcantarillado y energía eléctrica, sin duda alguna su suministro constituye un indicador que evidencia el bienestar de la colectividad.

Es increíble ver el rostro de felicidad de los pobladores cuando se habla de que ya no utilizarán pozos sépticos o letrinas para sus necesidades biológicas; tampoco irán caminando algunas cuadras de distancia para abastecerse por galones del líquido vital o en las noches ya contarán con “luz” para poder alargar el día y concluir sus actividades de trabajo o de estudio.

Al igual, en las empresas privadas, nosotros debemos marcar la diferencia con servicios básicos en pandemia; utilizar los elementos de bioseguridad ya es muy trillado y parece que ahora debemos ubicar cosas diferentes al servicio de nuestros consumidores.

El triaje, la saturación, temperatura, uso de alcohol, desinfección es ya muy usual en la pandemia, sin embargo, los clientes esperamos mucho más de las empresas a los cuales les adquirimos productos o servicios. Talvez la garantía, que se refleja en el respaldo en la compra de un activo, sea fundamento de compra, pero tenemos que ver que se aplique en realidad; qué sentido tiene adquirir una congeladora con garantía de funcionamiento si al llegar a casa evidenciamos que ésta no tiene un correcto accionar y que no congela los productos alimenticios y el consumo de energía es alto.

Talvez al llamar a los vendedores, los clientes esperamos algo más que un simple ya veré que podemos hacer o “no es nuestra culpa”; estas frases pueden ser cambiadas por “en este momento le visitará nuestro personal técnico para resolver el problema.

Se aplica en todas las empresas, ante la compra de productos o adquisición de servicios, lo primero que necesitamos los clientes es conocer su funcionamiento, la forma de operatividad, que nos indiquen como satisface nuestras necesidades este activo y por supuesto la garantía que no solo debe darse en papeles, sino en la práctica; no se trata solo de vender sino de satisfacer necesidades complementando servicios. (O)

Deja un comentario