¿Ser Padre? Gran Interrogante / P. Hugo Cisneros

Columnistas, Opinión

Y que decir de aquellos que hacen gala de su machismo: los «papás biológicos» que descuidando su hogar dedican a «enamorar» a otras mujeres, ellos son todo para la amante y poco o nada para su casa. En la casa de «estos padres biológicos» no hay ni lo necesario, pero para la «otra» hay departamento, viajes y lujos. Estos «padres biológicos» han aprendido ha justificar todo diciendo «Ustedes saben que son mi único amor».

Así como acabamos de presentar, el panorama del «ser padre» es bastante negativo. No es una ficción, creo que del contacto con los jóvenes, del contacto con las parejas, nos ha llevado a esta conclusión.

Pero nos falta analizar los «papás-papá», por decir lo menos. Son aquellos que han tomado muy en serio su misión de padres dentro del hogar. Son los papás que por el amor que tienen a los suyos, anteponen su familia y por sobre todas las cosas está su casa, están sus seres queridos.

Es el papá que nunca se molesta por los asuntos de su familia aunque muchas veces le destruyen «sus planes». Es tierno, está presenta en el proceso de su esposa y de sus hijos, hace suyos los sentimientos de su casa, goza con el gozo de sus hijos, sufre con Ellos. El «papá­-papá» es creyente, nunca está malhumorado, no tiene arrugas de bravezas en su cara, sabe controlar sus instintos, encuentra el momento oportuno para decir su palabra, para reprender, para animar, para alentar, para corregir.

El «papá – papá» hace sentir su presencia y su autoridad moral, basada en el ejemplo de su vida, da seguridad a su casa, ilumina la marcha diaria de la familia, provoca un ambiente de bienestar y satisfacción que todos se sienten contentos. Va marcando huellas para los otros.

El «papá-papá» guarda fidelidad, guarda respeto a los suyos, es limpio en sus pensamientos, en sus sentimientos, en sus palabras y actitudes. El «papá-papá» se constituye en ese árbol frondoso que está plantado en medio del hogar y al cual podemos acudir en busca de sombra, de apoyo, de nuevos retoños».

Que la fiesta del padre nos obligue a «desterrar» de nuestras casas todo tipo de padre que no sea el de «papá-papá». Nuestro augurio y felicitación a los papás en este día en que nunca fallen en su misión de padres de familia, pues es lo único que tienen que hacer y que cumplir. (O)

Deja un comentario