Parroquia Martínez entre la fe y esperanza

Interculturalidad
Matrimonios, bautizos, misas son las acciones religiosas que se desarrollan en la hermosa iglesia de esta parroquia. (Foto El Heraldo)

La religiosidad es la característica en la parroquia Augusto N. Martínez donde cada domingo la presencia masiva de los feligreses da cuenta que su fe está enlazada al Todopoderoso. 

En el interior de esta antigua construcción combina la piedra con la madera. En el altar mayor sobresale la figura imponente de Jesús resucitado acompañado por San José y la Virgen María.

El altar brilla con los reflejos de la iluminación natural y artificial donde se evidencia el brillo característico del pan de oro que ha sido colocado como parte de la restauración. 

La gente trabajadora de la parroquia desarrolla su vida, especialmente con la actividad agrícola. Existen tres pisos altitudinales. La parte alta está entre los 3.600 a 4.120 metros sobre el nivel del mar que representa el 35.71% del territorio.

La parte media oscila entre 3.080 y 3.600 metros sobre el nivel del mar que abarca el 30.95% del espacio físico parroquial y la parte baja contempla entre los 2.640 hasta 3.080 metros sobre el nivel del mar que contempla el 33.33%. La población produce diversidad de cultivos por poseer en sus terrenos el fósforo que permite mejor fijación y desarrollo de los cultivos. (I)

Deja un comentario