Nuevo coronavirus / Dr. Guillermo Bastidas

Columnistas, Opinión

El 31 de diciembre de 2019 se notificaron a la Organización Mundial de la Salud sobre varios casos de neumonía en la ciudad de Wuhan, en la provincia china de Hubei. Se trataba de un virus distinto a los conocidos, lo cual resultó preocupante porque no sabemos de qué manera los nuevos virus pueden afectar a los seres humanos.

El 7 de enero, las autoridades chinas confirmaron que habían identificado un nuevo coronavirus, una familia de virus que causan el resfriado común y enfermedades como el MERS (Síndrome respiratorio de Oriente Medio) y el SARS (Síndrome respiratorio agudo severo), este nuevo virus se denominó, provisionalmente, 2019-nCoV.

Los coronavirus se pueden contagiar de los animales a las personas (transmisión zoonótica). De acuerdo con estudios absolutos al respecto, sabemos que el SRAS-CoV se transmitió de la civeta africana al ser humano y que se ha producido transmisión del MERS-CoV del dromedario al ser humano. Además, se sabe que hay otros coronavirus circulando entre animales, que todavía no han infectado al ser humano.

Estas infecciones suelen cursar con fiebre y síntomas respiratorios caracterizados por tos y disnea o dificultad para respirar. En los casos más graves, pueden causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e, incluso, la muerte.

Las recomendaciones habituales para no propagar la infección son la buena higiene de manos y respiratoria (cubrirse la boca y la nariz al toser y estornudar) y la cocción completa de la carne y los huevos. Asimismo, se debe evitar el contacto estrecho con cualquier persona que presente signos de afección respiratoria, tos o estornudos.

Evitar el contacto directo con personas que padezcan infecciones respiratorias agudas.

Lavarse las manos frecuentemente, especialmente después del contacto directo con personas enfermas o su entorno.

Evitar el contacto directo con animales de granja o animales salvajes, vivos o muertos;

Las personas con síntomas de una infección respiratoria aguda deberían tomar las siguientes precauciones: mantener cierta distancia con los demás, cubrirse la nariz y la boca con pañuelos desechables o ropa al estornudar o toser y lavarse las manos. (O)

Deja un comentario