Mujeres rurales con reconocimiento

Ciudad
Las mujeres rurales recibieron el reconocimiento por ser referente y ser partícipes de los proyectos que generan espacios para el desarrollo integral que aporta al progreso de la provincia.  (Foto El Heraldo)

Las representantes de las 44 parroquias referentes de la mujer rural recibieron el reconocimiento por parte de la viceprefecta Saida Haig y concejalal de Ambato Diana Caiza con motivo del Día de la Mujer Rural (15 de octubre).

Pergamino y medalla recibieron las representantes de la población femenina rural de Tungurahua y ponderaron la contribución en la promoción agrícola, la mejora de la seguridad alimentaria y erradicación de la pobreza. Las cooperativas de Ahorro y Crédito Chibuleo y Pushak Runa entregaron cuentas de ahorro con depósitos iniciales a las homenajeadas.

Dentro del grupo de mujeres rurales consta doña Petrona Castañeda. Su trayectoria e historia en la elaboración de canastas de carrizo en diferentes tamaños y modelos comenzó desde la niñez. Se ubica en el caserío Quillán, cantón Píllaro y allí recibe visitas de los turistas, “si bien es cierto que los ingresos por la venta sirve para sustentar parte de su diario vivir ella lo realiza cada día por amor al arte, más no porque es riqueza”. Su lugar predilecto es el campo, sitio que siente libertad para contribuir con su pasión artesanal.

“En este día conmemoramos a la Mujer Rural, celebramos a la mujer indígena, campesina, montubia, afroecuatoriana y mestiza que habita en nuestros sectores rurales, que es el poder, motor de crecimiento y sinónimo de inclusión social; quiero comenzar con la palabra gratitud; ¡Gratitud! a todas ustedes mujeres luchadoras, mujeres perseverantes, mujeres empoderadas; mi objetivo para todas ustedes desde la Viceprefectura es luchar por su bienestar para que ustedes tengan un empoderamiento en liderazgo económico y social”, expresó la viceprefecta Saida Haig.

A decir de la concejala Diana Caiza, “hablar de la ruralidad es una cosa, pero venir de las entrañas de ella, es otra. El papel de la mujeres ha sido siempre importante, pero quizá nunca lo suficientemente reconocido, por eso, el mundo necesita saber que son esas manos trabajadoras la clave para aplacar la pobreza, que es nuestro espíritu rebelde el que se mantiene en constante lucha para cerrar brechas”.

Nelly Medina, representante de la parroquia Santa Rosa e integrante del Parlamento Agua a nombre de las homenajeadas agradeció y felicitó la iniciativa, porque “las mujeres rurales somos grandes, trabajadoras, merecemos ser reconocidas y merecemos mejores días”. (I)

Deja un comentario