Lenin y Trump en Davos / Luis Fernando Torres

Columnistas, Opinión

Bajo intensas nevadas, los dos presidentes de USA y Ecuador participan en el encuentro económico mundial que tiene lugar en la pequeña ciudad alpina, Davos, en Suiza. Es posible que ni siquiera se crucen en los pasillos de la conferencia. En todo caso, a ambos les animan parecidos propósitos.

Lenin quiere mejorar su imagen y la de su gobierno, además de conversar con inversionistas privados y representantes de organismos multilaterales de crédito.

Más del 90% de ecuatorianos dice que la economía está mal y 80% evalúa negativamente al gobierno.  En Davos Lenin espera encontrar un salvavidas para no sucumbir en medio del estancamiento económico.

Trump, por su parte, está en Davos para demostrar a sus electores y al mundo que el juicio político tramitado por sus adversarios demócratas, le tiene sin cuidado. Entre bromas y gestos grandilocuentes alardea del éxito de su política económica.

Estados Unidos está en su mejor momento económico. La economía crece sostenidamente, prácticamente existe pleno empleo, con impuestos más bajos que en la era Obama. Donald Trump es el autor del milagro. 

Mientras Lenin trata de persuadir a sus interlocutores que le economía se recuperará pronto, Trump les dice que en USA está el paraíso económico. 

La ventaja que tiene Lenin para explicar la difícil situación del Ecuador, es el parentesco político de su antecesor con la dictadura de Maduro. La tragedia económica de Venezuela le permite encontrar, en el gobierno anterior, responsables de lo que ahora se vive en el país. Es suficiente que diga que los camaradas de la revolución bolivariana gastaron tanto que le endeudaron al Ecuador hasta el cuello.

Faltan pocos días para saber quien aprovechó mejor su estadía en Davos. Si Lenin consigue inversiones y mejores créditos, podría reflotar. Si a Trump no le destituyen, estaría listo para reelegirse. (O)

Deja un comentario