La miel un manjar ancestral

Interculturalidad
La miel de abeja es rica en antioxidantes para el cuerpo. (Foto El Heraldo)

La exquisita miel de abeja es utilizada en la elaboración de un sinnúmero de productos, entre ellos los  turrones y confites que son un deleite para el paladar. Sus beneficios son múltiples, especialmente por ser un producto natural de consumo humano. 

La miel de abeja es utilizada hace más de 300 años, donde aún no se conocía el azúcar, según Octavio Saliano, comerciante de miel de abeja.

El producto es utilizado con fines terapéuticos y curativos a través de su consumo natural.

“El 100% de nuestro emprendimiento utiliza la miel de abeja. Vendemos turrones y se los vende en el cantón Baños, considerando que todos los dulces son fabricados en Ambato”, comentó Mario Méndez, comerciante.

Entre la materia prima más utilizada está la leche, miel de abeja y el maní, especialmente para elaborar sus golosinas.

La miel de abeja es considerada como un potencial antibacteriano e hidratante, es una fuente natural de antioxidantes, favorece la digestión y es utilizado para tratamiento de heridas y quemaduras.

Además, ésta puede ser mezclada con jengibre, limón o canela para potenciar sus beneficios.

La miel que es 100% pura, tiende a cristalizarse, debido a que está compuesta por el 80% de azúcares naturales y para volver a su estado líquido solo debe recibir el conocido “baño María”.

Las personas que consuman este producto, pueden aplicar “trucos” para saber si lo adquirido es puro o no.

Es así, que deben mezclar la miel de abeja con poco de agua y vinagre, si de la mezcla resulta algo espumoso querrá decir que no es completamente pura, pero si no pasa nada, es miel de abeja pura. (I)

Deja un comentario