La gente necesita crecer / Edison Narváez Z.

Columnistas, Opinión

Un país en donde sus dirigentes y gobernantes exhiben desempeños mediocres y corruptos, experimenta indicadores de estancamiento económico, significa que el PIB per cápita permanece estancado, que la población crece mas rápido que la economía, que el aparato productivo no puede absorber la nueva mano de obra que ingresa al mercado laboral cada año, simplemente no crece, y cuando la economía de un país no crece, se genera  informalidad, desempleo, subempleo, delincuencia y pobreza.

Es inconcebible como los  ecuatorianos tengamos que vivir desde hace varios años permanentes decrecimientos económicos ante la mirada indiferente e inicua de los políticos que unicamente trabajan en fución de sus intereses personales y partidistas, y que permiten que la brecha entre ricos y pobres se vaya  ampliando y en ocasiones de una manera extremadamente injusta, lo cual evidentemente va generado graves desequilibrios en ésta economía de consumismo basada en la cultura del “tener”.

En este entorno, las personas que luchamos diariamente por ganarnos el ingreso para sobrevivir en esta mal llamada “Economía Social”, necesitamos crecer a nivel personal y profesional; mas allá de todas las dificultades que presenta la macroeconomía, más allá de todo lo que nos agobia, la gente necesita crecer. Crecer no es una opción es una prioridad inherente a su existencia, la gente no puede o mas bien no debe estar enfadada con el mundo, la gente no puede vivir sin metas, sin objetivos, sin expectativas pues esto genera amargura y depresión.

En una reunión de compañeros reflexionábamos en el sentido de que la gente debe vivir con paciencia, mostrando dominio de un mismo es decir de sus propios comportamientos, la gente debe vivir con humildad, mostrando ser autentico,  sin pretensiones ni arrogancias, la gente debe vivir con respeto, tratando a los demás como si fueran gente importante y de hecho la gente es importante cada desde su función y circunstancias, la gente debe vivir con generosidad e indulgencia, ser abierto sin aparentar que todo está bien sino enfrentando las situaciones de forma positiva, la gente debe vivir con honradez es decir libre de engaños sin esconder lo malo ni exagerar lo bueno…. La gente no puede estancarse y quedarse quieta viendo el mundo avanzar, la gente necesita crecer para ser mejores personas, mejores padres, mejores amigos, mejores profesionales, la gente necesita crecer  y crecer con dignidad, forjando una verdadera economía social que ofrezca a la humanidad un cambio hacia una nueva manera de actuar y de concebir la economía, que ponga mayor énfasis en la condición humana antes que en el lucro que se genera. (O)

Deja un comentario