¿La familia influye en tu relación? / Mg. Aracely Silva Cadmen

Columnistas, Opinión

Esta situación suele pasar muy a menudo, cuando la familia influye en la relación que mantienes, sea de manera directa o indirecta, interviniendo sobre decisiones que únicamente tendría que tomar la propia pareja;no se puede permitir que ninguna de las dos familias, puedan llegar a romper o deteriorar la relación.

Si estás viviendo este tipo de situaciones, primero que nada, se debe considerar que cada persona se educa en un ambiente diferentecon sus propiascostumbres, por ello es importante decirle a la familia que se dé la oportunidad de  conocer a la persona, más allá de su estado civil o de su situación, y no dejarse llevar por estereotipos, ni prejuicios, analizando si estos se ajustan o no a la verdad, recordemos que  toda  persona tienenderecho a rehacer su vida.

Lo más importante es conversar  con tu pareja acerca de cómo afecta ala relación la influencia de la familia,  y empezar a buscar soluciones, de manera que  esto no se convierta  en un desgaste emocional.Como  padres se debe dar  nuestro punto de vista si existe alguna preocupación sobre la relación, y mencionar que estarán  pendientes por  si necesitas algo, pero hasta ahí!!!. 

En el caso de los hijos que tienen un poco más de edad, también es importante que los padres aconsejen, aunque eso no signifique que la opinión  de ellos vaya a manipular la decisión de  mantenerse o no con la pareja o que algo vaya a cambiar, se trata de respetar a los otros, y al mismo tiempo hacer que los demás te respeten, esto se puede conseguir, teniendo una buena comunicación y dando a cada uno su espacio,  así los  padres quieran  mantener esa posición de que no les gusta la persona  deben comprender y respetar.  Es primordial tener claro tus límites y así será  muy fácil transmitírselos a los demás.

Los padres y seres queridos usualmente terminan aceptando la relación que hemos decidido forjar porque, más que nada en el mundo, no quieren perderlos tanto como nosotros no deseamos perderlos a ellos.Por otro lado, sin necesidad de llegar a un enfrentamiento o discusiones innecesarias, hacerles comprender que valoras sus puntos de vista, pero la decisión final será tuya.

La felicidad no depende de lo que pasa a nuestro alrededor, sino de lo que pasa dentro de nosotros. (O)

Deja un comentario