La ciudad turística de Pujilí / Luis Alfredo Silva Zambrano

Columnistas, Opinión

Pujilí, es una de las ciudades turísticas que posee la provincia de Cotopaxi. Se encuentra, a pocos kilómetros de la carretera Panamericana, se llega siguiendo el rumbo que señalan, los avisos que existen junto a las vías. 

Se ingresa, a la ciudad, por una bonita avenida que presenta, coloridos parterres y hermosos monumentos de diversos personajes, relacionados con la tradicional fiesta de Corpus Chisti del pueblo pujilense. 

Pujilí, posee varios atractivos del turismo cultural como El Palacio Municipal, La Iglesia Matriz, El Centro Artesanal Rosal y La Hostería El Capulí, entre otros, que son de obligada visita para los turistas. 

El Palacio Municipal, ubicado frente al parque central, es un edificio emblemático y patrimonio de la ciudad, por su estilo arquitectónico diferente y atractivo. Tiene un señorial y precioso torreón central, muy engalanado, con arcos, columnas y un gran reloj. A la entrada, existe un dilatado jardín, cubierto de areas verdes, con espacios para caminar y descansar. Pero sobre todo sobresalen dos pilas o fuentes, que adornan el lugar, con llamativas y elegantes figuras, trabajadas en marmol, de una forma perfecta, que hace pensar que fueron elaboradas por un extraordinario escultor. 

La Iglesia Matriz, es un templo construído en la época colonial, es uno de losm ás antiguos del país. El estilo arquitectónico es romano, con gruesas paredes, grandes columnas y varios arcos, 

construidos con piedra pómez. Su fachada muestra, dos torres gemelas, separadas por una . 

pared triangular, con variadas ventanas. La entrada, presenta, un arco de medio punto y varias columnas adosadas, con adornados dinteles. La puerta es de madera tallada, con atractivas figuras religiosas. 

El Centro Artesanal Rosal, es un edificio antiguo, restaurado conservando la estructura original.  Es de una sola planta, con techo de teja, amplios corredores y columnas de madera. Se exhibe, la vestimenta de los danzantes, con pintorescos bordados, de deslumbrantes matices; bellas cerámicas, que impresionan a los turistas; miñaturas asombrosas; tejidos de cabuya y totora, más otras artesanías, finamente elaboradas en madera. 

La Hostería El Capulí, esta en el centro de la ciudad, ocupando un tradicional edificio, restaurado, conservando las características de añosas construcciones. Es de dos plantas, con gruesas paredes, varias ventanas, altos tumbados, anchos corredores y columnas de madera. Es destacado por mantener las peculiaridades de la arquitectura antigua y por ofrecer un hospedaje diferente y agradable. 

Visite la ciudad turística de Pujilí el día domingo, que es la feria, que pese a la pandemia, muestra la dinámia de este pueblo; comercial, atractivo y con una deliciosa gastronomía puji lense. 

Deja un comentario