Incremento salarial e incidencia en el costo de producción

Carrusel
El incremento de seis dólares al salario básico es motivo de varios comentarios y criterios frente a la situación económica del país. (Foto archivo El Heraldo) 
 

El 27 de diciembre del 2019 se fijó por parte del Ministerio de Trabajo el incremento salarial, para lo cual el secretario de Estado Andrés Madero, explicó que el aumento de los 6 dólares es realizado basándose en el índice de inflación proyectada y en el cálculo de crecimiento de la economía para el 2020, señala Mario Manjarrés, director ejecutivo de Acontex (Asociación de Confeccionistas Textiles). 

“Si consideramos que la inflación general del 2019, la cual está en el 0,4%; la canasta básica que hasta octubre pasado estaba en 718 dólares; y, el Producto Interno Bruto (PIB), que de acuerdo a proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) tendría una contracción de -0,5, el resultado del incremento de 6 dólares representa el 1,523%, a nivel de costos”.

Y complementa, “con estos antecedentes consideremos, los costos de producción que a nivel general están compuestos de mano de obra directa más materia prima más gastos operativos generales y hay que considerar la posibilidad de que en cada uno de los rubros descritos anteriormente se dé este incremento con lo cual se puede llegar a un 4,5 % de incremento”. 

Considera necesario dotar al sector productivo y al sector privado en general de herramientas y reformas que permitan generar productividad, competitividad y mercado con lo cual se pueda reducir el impacto del incremento en los costos de mano de obra directa para generar eficiencia y productividad.

A nivel de materias primas se debe apoyar en procesos asociativos para búsqueda y reducción de costos de adquisición y a nivel operativo mejorar condiciones laborales y elevar la efectividad operativa con lo cual unido a políticas para desarrollo productivo se generen espacios competitivos favorables para la industria nacional. (I)

Deja un comentario