Guardias privados mantienen esperanza de apoyo

Ciudad

 


Los guardias de seguridad aún esperan respuestas positivas de las autoridades nacionales. (Foto El Heraldo)

Los pedidos planteados por la Federación Nacional de Trabajadores de la Seguridad Privada del Ecuador (Fenaspe) aún no habrían sido acogidos por autoridades nacionales.

“Tenemos competencia desleal por las empresas de seguridad que nunca han garantizado un sueldo honesto. Del 100% de empresas, solo el 10% paga un salario digno que va acorde a los empleados de la seguridad y en este caso está el Estado. Las capacitaciones a las que asisten los vigilantes deben ser pagadas de su bolsillo. Nuestro sector tiene varias problemáticas. Aún mantenemos sueldos inferiores a los 480 dólares. Somos parte medular dentro de la seguridad ciudadana. El Gobierno dijo que se iba a dignificar la profesión del vigilante y aún no han cumplido”, informó el representante del organismo, Rubén Salvador.

En Tungurahua están registrados 1.600 vigilantes que permanecen en 22 asociaciones.

Todos los requerimientos de los vigilantes fueron entregados al Ministerio de Trabajo y aún esperan el apoyo.

El vigilante de seguridad privada, Adolfo Gómez, expresó que con sus ingresos mantiene a su esposa, madre y dos hijos. “Necesitamos ser tomados en cuenta y que nuestra profesión sea considerada. Trabajamos en turnos de 24 horas y eso es muy cansado”, aclaró.

Hace ocho años labora como guardia privado Alejandro Masaquiza y considera necesario el apoyo de las autoridades provinciales, sobre todo en temas de capacitación gratuita.

Otras de las necesidades es la falta de materiales de seguridad adecuados para dar protección o custodio de bienes. (I)

 

Deja un comentario