El poncho, legado de la vestimenta indígena

Interculturalidad
El poncho en la vestimenta del hombre indígena guarda la sabiduría ancestral, raíces culturales, sociales y naturales. (Foto El Heraldo) 

No solo la vestimenta de la mujer indígena conlleva un significado y tradición por sus variados colores y formas, sino que dentro de la vestimenta de los hombres se realza el uso del poncho.  

Según el dirigente Pedro Aucatoma, los ponchos no solo representan una prenda más de lujo, sino  que guarda la sabiduría ancestral, raíces culturales, sociales y naturales.

Dentro de sus diseños están las ‘chakanas’  o cruces andinos que son  franjas de colores blanco, azul y amarillo, contrastado con el  rojo o negro del poncho, que simbolizan los elementos de la naturaleza.

En la zona central  del país, en Chimborazo,  están los  Cacha y Kayambi que utilizan el  tradicional poncho rojo. Al Norte,   los otavaleños utilizan el  azul marino. En el Sur de país,  los saraguros y en Tungurahua los salasacas utilizan el de color negro.

El rojo representa a la sangre como vitalidad de los seres vivos. El verde el florecimiento, el azul a la Mama Kucha (océano) raíz de la existencia, el blanco al  nuevo amanecer, el celeste a la atmósfera y el negro expresa el sentimiento del corazón, la tristeza, el dolor, la noche y la Allpa Mama o Madre Tierra. 

El poncho es utilizado en las labores de  la cosecha, viajes y ceremonias ancestrales o rituales. Sostiene que la mayoría de ponchos son elaborados con la  lana de alpaca u oveja que enmarca la pertenencia de una persona a una comunidad como por ejemplo el  pueblo Otavalo que utiliza uno de dos caras, uno azul marino y otro con colores claros con figuras cuadriculadas. La ‘Chakana’ es una de las figuras que sobresalen  en los tejidos de los ponchos,  pues representa el nexo entre el hombre y la naturaleza; simboliza los siete poderes naturales: agua, aire, tierra, sol, fuego, luna y estrella. (I)

Deja un comentario