El niño Jesús, protagonista del Nacimiento

Interculturalidad
Familias vienen con la intención de buscar el mejor atuendo para su niño Jesús. (Foto El Heraldo)

Desde diciembre se incrementan las ventas para Adriana Solís, quien tiene un local en el Mercado Artesanal, quien cuenta que la devoción al niño Jesús es tan grande que todos los años les arreglan y compran ropa.

“Algo tradicional de cada año es que los visten con diferentes atuendos, según la profesión del dueño. Han venido doctores, militares, bomberos, chefs e incluso indígenas”, destacó.

Otra de las tradiciones es comprarle trajes, capas, zapatos, coronas, camas elaboradas de madera o canastilla con la finalidad de exhibirlo en sus respectivos nacimientos.

La joven contó que en varias ocasiones recibe niños que se han caído, roto o desgastado y recalca que hace todo lo posible por arreglarlos.

“Es importante conocer que existen imágenes que pasan por generaciones y por eso cuando sufren algún accidente se busca restaurarlo de cualquier manera”, añadió.

Carmelina Solís acudió en días anteriores a reparar su niño Jesús que había sufrido una caída. “Además por el paso de los años se ha deteriorado la pintura. Conozco de casos en que la imagen se hace pedacitos y han preferido enterrarles por el fuerte sentido católico de la figura”, expresó.

La reparación suele durar entre cuatro horas y dos días, dependiendo el tipo de arreglo que le hagan. En cada diciembre llegan hasta 300 niños para restauración. (I)

Deja un comentario