El mundo nunca vuelve a ser igual / John Tello Jara

Columnistas, Opinión

En épocas universitarias (décadas de los 80), los 950 estudiantes de mi facultad contábamos con apenas dos periódicos para hacer consultas, recuerdo que nuestros docentes nos preguntaban sobre temas actuales, cotización de la moneda para compra y venta (aún teníamos el sucre), tratados internacionales, tendencia de la bolsa, etc. y realmente no teníamos fuentes de consulta, con el consecuente llamado de atención.

Las cosas han cambiado, hoy en día basta tener un teléfono celular de los “llamados inteligentes”, contar con internet y a la brevedad de tiempo, sin salir de casa, obtenemos la información que deseamos.

Algo parecido sucede con las secuelas del COVID 19, ya que podemos ver que poco a poco está llegando la vacunación a un sin número de habitantes, incluso se habla de inoculación de rebaño en algunas ciudades, sin embargo, el uso de la mascarilla parece que será un condicionante para gran parte de los años venideros, así como el alcohol y gel antiséptico.

En asuntos de movilidad, tuve la oportunidad de visitar a mi hija en Neiva (Colombia) en un diplomado que seguía allí hace cinco años y realmente me llamó la atención la cantidad de motos que circulaban por diferentes avenidas de esa ciudad. Era un peligro constante y tanto el transitar con vehículos automotrices, como de manera peatonal se convertía en una odisea, que suerte que ese esquema no llega a Ambato me dije.

Hoy con sorpresa veo con mucha preocupación la masiva presencia de motos de diversa gama que por doquier circulan en mi ciudad a altas velocidades y que en su mayoría de casos no respeta las leyes de tránsito, especialmente cuando de rebasar se trata.

Conducía por la avda. Cevallos el jueves anterior y me encontré con dos motos que a la par me rebasaron tanto por el lado izquierdo cuanto por el derecho, tuve que maniobrar para evitar colisionar con uno de ellos, este hecho llama a la conciencia de las personas que laboran en motos, para llevar productos “en tiempo récor”, por favor respeten las leyes de tránsito para evitar accidentes. (O)

Deja un comentario