¿Y después de las vacunas? / Paúl Viteri

Columnistas, Opinión

Si bien es cierto, cuando llegamos a los primeros cien días de gobierno, se cumplió con una de las ofertas de campaña al tener nueve millones de vacunados; y, a pesar de que dentro de esos nueve millones se estaría sumando con el más de un millón de inoculaciones del gobierno anterior, considero que el trabajo que se ha venido desarrollando por parte del ministerio de salud, es excelente.

Pero al parecer dicho ministerio sería el único que está obteniendo resultados positivos, debido a que el resto de ministerios se han quedado en el lobby y están pagando favores y no contratando a los mejores, con lo que se asegura los mismos resultados del gobierno anterior, en razón de que no  focalizan su atención a temas que resultan importantes en la actualidad, como por ejemplo el hecho de que el hambre apremia y muchos de los nuestros se están yendo del país, por falta de recursos para sostener a sus familias, e incluso vemos como varios países nos empiezan a pedir visas (México, Guatemala) para impedir que los nuestros pasen sus fronteras en busca de recursos. 

De igual forma, la inseguridad en la que vivimos se torna insostenible, todos los días vemos como está va en constante crecimiento, nuestra ciudad es un ejemplo, debido a qué de ser una ciudad tranquila, pasó a ser el escenario de delitos como el sicariato, y la delincuencia de a poco va ganado espacio, por lo que se torna indispensable y urgente el que se tomen decisiones radicales y firmes al respecto por parte del gobierno.

Día a día vemos como los precios de los productos suben y al parecer los ministros no se han enterado de eso, porque no existe reacción alguna que por lo menos nos demuestre su preocupación, al igual que la generación de empleo, un tema que en los primeros días de gobierno se promocionó con una supuesta ley de oportunidades que sería el inicio de la solución, pero que hoy lo que evidenciamos es que nunca hubo tal inicio … Y así existen un sinnúmero de temas a los que no se les ha dado atención y que espero en el futuro sean atendidos con la diligencia que nuestro país necesita, y especialmente, que sea antes de que estos se les vayan de las manos.

El discurso de que los anteriores tuvieron la culpa pronto se agota, y las personas empezaran a pedir resultados por su gestión y la de los suyos, y es indispensable que para ese momento existan resultados positivos, ya que, la confianza depositada por los ecuatorianos (incluyéndome), fue para que nuestro país cambie de rumbo, y no para que desde el gobierno se construya una burbuja en la que todos estamos felices, pero sin dinero en el bolsillo.

Deja un comentario