Vías con mantenimiento / Editorial

Editorial

Pese a que, en diversos barrios de la urbe ambateña, se cuenta con una carpeta asfáltica nueva, tras su respectiva pavimentación en vías, se puede observar hundimientos en principales arterias como es la avenida Manuela Sáenz, que, al bajar por este sector, huecos y resquebrajamientos comienzan a notarse en el pavimento, no se diga en la avenida Atahualpa.   

Lastimosamente, el clima, sin duda, incide en que, obras de bacheo y pavimentación, tengan problemas al tener un suelo compactado en su totalidad, con el fin de que calles y avenidas sean completamente planas. 

Además de esto, se debería, a futuro, tener una planificación vial más certera, viendo y analizando qué espacios, por su geografía, son óptimos para la construcción de vías y obras en general, ya que, deslizamientos de tierras en ciertos sectores, más aún con las lluvias de temporada, afectan este tipo de labores. 

De igual manera, se debe constatar sitios y barrios que necesitan una pavimentación urgente, ya que, todavía la presencia de empedrado y calles con polvo son notarias; la intervención municipal debe ser priorizada para mejorar la imagen de ciudadelas de antaño que pugnan por este tipo de trabajos, a favor de los barrios. 

Deja un comentario