DEPRESIÓN Y CONDUCTA SUICIDA. / Aracely Silva Cadmen

Columnistas, Opinión

La depresión es un trastornoemocional; es cuando una persona experimenta una tristeza persistente, bajo estado de ánimo, asociados a alteraciones del comportamiento y pérdida de interés.  Los acontecimientos importantes de la vida, como el duelo, la pérdida de un trabajo, factores económicos, relaciones amorosas y enfermedades, pueden provocar depresión. Sin embargo, se consideran que si son persistentes los sentimientos de dolor forman parte de la depresión. Este trastorno es un problema continuo, no pasajero y consiste en episodios durante los cuales los síntomas duran varias semanas, meses o años. 

La depresión es casi dos veces más común entre las mujeres que entre los hombres, hay muchas causas posibles y a veces varios factores se combinan para desencadenar los síntomas, así como características genéticas, cambios en los niveles de neurotransmisores del cerebro, factores ambientales, factores psicológicos y sociales como el trastorno bipolar.

Las personas afectadas de depresión grave presentan un riesgo suicida mayor que la población general. Además, pueden aparecer otros síntomas, como los sentimientos de culpa o de incapacidad, irritabilidad, pesimismo, ideas de muerte o de suicidio, pérdida de confianza en uno mismo o en los demás, disminución de la concentración, memoria, intranquilidad, trastornos del sueño, disminución del apetito y de la libido, dificultad para tomar decisiones, pensamientos recurrentes de muerte o un intento de suicidio.

Puedes salvar una vida la tuya o la de otro; la depresión es uno de los trastornos mentales más frecuentes y una de cada cinco personas llegará a desarrollar un cuadro depresivo en su vida, aumentando este número si se añaden otros factores como enfermedades médicas o situaciones de estrés.  

El suicidio, ponerle fin a tu propia vida, es una reacción adversa a situaciones de vida estresantes; más trágica aún porque el suicidio puede prevenirse. Si conoces a alguien que presente síntomas de depresión o peor tenga sentimientos suicidas, escúchalo dale tu mano y apóyale, y en el más mínimo signo de advertencia busca ayuda profesional de inmediato. La depresión es tratable, lo importante es recibir soporte inmediato sobre todo ayuda de los miembros de la familia, así como terapia cognitivo-conductual y tratamiento médico, recuerda la depresión se puede curar y el suicidio se puede prevenir.

“El suicidio es una solución permanente a un problema temporal.”

Deja un comentario