Saqueos / Editorial

Editorial


  Luego de evidenciarse videos en redes sociales, donde se ve a ciudadanos, según comentarios, algunos de nacionalidad extranjera, cometiendo actos de saqueos a un camión de gas en la avenida Bolivariana, esto ha sentado un precedente en las autoridades provinciales, vinculadas al control y la seguridad ciudadana.

  Pese a las denuncias presentadas en la Fiscalía, luego de estos hechos negativos, la ciudadanía se pregunta por qué se espera a que suceda algún hecho delictivo, cuando debería haber un análisis y estudios previos de zonas donde más pasan estos robos y así redoblar la seguridad, para evitar acciones críticas.  

   La pandemia está generando desesperación en la gente, sobre todo, en las personas que no tienen qué comer, lo que les ha obligado a cometer e incurrir en la delincuencia. El semáforo rojo se mantiene en Tungurahua; sin embargo, ya debe haber un cambio de color par abrir la economía.

 Si en Ambato, una ciudad “tranquila”, se comienza a dar saqueos, qué será en otras ciudades como en Guayaquil, donde existe más pobreza en la población. Ojalá que esto no se salga de las manos. Tanto alcalde, prefecto, gobernadora, entre otras autoridades, deben unir esfuerzos, en la actualidad y trabajar en beneficio de los ambateños y tungurahuenses.

   Se debe poner mano dura a los delincuentes que generan pánico en calles y vías; endurecer las penas es necesario para que aprendan a no robar; buscar el sustento diario, mediante otras acciones, pese a que el trabajo es limitado, deberá ser la opción de la gente para que sean honrados.   (O)

Deja un comentario