COVID-19: Cómo ayudar a las personas adultas mayores/ Mg. Aracely Silva Cadmen

Columnistas, Opinión


Las personas adultas mayores son las más vulnerables frente al nuevo coronavirus. Por ello, es muy importante que para proteger su salud se queden en casa.

Existen diversas actividades que podemos realizar con nuestros adultos mayores en esta época de pandemia. Para la familia  en ocasiones  es difícil realizar  diversas acciones para que los adultos mayores puedan sentirse tranquilos y distraídos.

  Es de gran importancia estar pendientes en las necesidades básicas como alimento, vestimenta, medicinas y sobre todo enmarcarnos en actividades que aporten a evitar una posible crisis de angustia.

Se debe  considerar trabajar en las necesidades emocionales, para que nuestros adultos mayores puedan tener paz y  equilibrio, recalcando que la  familia está pendiente y se  preocupa por ellos, esto podemos hacerlo a través de una video llamada u otras herramientas tecnológicas y digitales, que les permitan sentirse cerca de sus seres queridos.

Crear horarios y rutinas, priorizando actividades cognitivas que más le gusten, como ejercicios mentales, resolver sopas de letras, crucigramas, rompecabezas, tejer, bordar leer, coser, hacer pasatiempos, salir a un balcón, a un  jardín,  cocinar, escuchar música, bailar, escribir, pintar, ver películas, u otras cosas que puedan realizar y así  mantener su mente ocupada.

Realizar  actividad física a diario, no pasar más de dos horas seguidas sentado, hacer que camine por el pasillo y las habitaciones varias veces cada día.

Tener una serie de actividades, puede ayudar a que no se degeneren sus funciones fisiológicas.

Coordinemos tiempos de  recreación, de ocio, de compartir en familia, de autocuidado personal.

Un diálogo permanente con los adultos mayores  puede ayudar a crear un ambiente más tranquilo dentro de casa, sin olvidarnos el explicarles que estamos atravesando por una situación de aislamiento preventivo para poder precautelar su salud.

Aportar con pensamientos positivos, para lograr una  mente tranquila y despejada, que permita que su sistema inmunológico esté fuerte.

Debemos estar conscientes que la vida ajetreada no da el tiempo para disfrutar con nuestros adultos mayores, pero ahora que estamos en casa es la oportunidad de que se comparta tiempo de calidad, escuchándolos y permitiendo ser protagonistas en ciertas rutinas familiares. (O)

Deja un comentario