Escuela para No Videntes / Editorial

Editorial


  La no videncia es un mal  que ha cobrado cuerpo en nuestra ciudad, al igual que en el resto del país;  lo grave es que la población afectada por esta enfermedad crece, a pesar de los esfuerzos desplegados para controlarla por medio de tratamientos, investigaciones y otros procedimientos para superarla.

  Hace más de dos décadas fue fundada la escuela básica para no videntes por la comprensión y generosidad de Arzobispo católico  alemán JULIUS DOEPNER, que recibió la solicitud de la Diócesis de Ambato, con la colaboración de la educación educativa San Vicente de  Paul de la Medalla Milagrosa de nuestra ciudad.

  Desde entonces esta escuela ha cumplido, cumple y cumplirá  rol importante en beneficio del sector poblacional que acude a aprender la ciencia, las artes y los principios morales que forman su personalidad integral.  El trabajo está encausado hacia la inserción fortalecida en la sociedad de los niños de esta escuela.

  Se mantiene hasta el décimo nivel de básica, lo que es un mérito institucional.   Se ha logrado realizar y mantener alianzas estratégicas con instituciones públicas y privadas, que entregan su colaboración para mantener los estándares de calidad de la escuela.

  Es satisfactorio comentar sobre una obra tan importante  para la comunidad de no videntes de la ciudad. Aspiramos que  se mantenga en el tiempo con la misma tónica de servicio desinteresado y alturista. (O)

tiempo con la misma tónica de se

Deja un comentario