El Municipio y la reactivación / Editorial

Editorial

El 12 de septiembre terminará el estado de excepción y el COE trasladará las decisiones a los municipios ecuatorianos, entre ellos, al Municipio de Ambato.

Decisiones como la circulación de vehículos, funcionamiento de restaurantes, de salones de eventos, aglomeraciones, ferias y espectáculos, deberá adoptarlas el Municipio.

Si las decisiones son equivocadas la economía local no podrá reactivarse. Es inmensa la responsabilidad de los funcionarios municipales. 

En el caso de la restricción de circulación de vehículos por placas, la mejor decisión sería dejar que los ambateños circulen libremente. No pocos conductores han tenido que pagar la multa de casi 200 USD, aceptar que les rebajen puntos en la licencia y les retengan por una semana el vehículo. 

Más sanciones de ese tipo son inaceptables especialmente cuando el infractor es alguien que debe movilizarse para trabajar y ganar el sustento diario. 

Los temores de contagios no tienen que ser el pretexto para imponer absurdas restricciones a la movilidad de las personas, como ha trascendido que promueve algún edil rural para establecer el pico y placa en las vías urbanas de la ciudad. (O)

Deja un comentario