Diálogos rotos / Editorial

Editorial

 Un paro nacional de 15 días ha sido el causante de pérdidas millonarias no solo a nivel de Tungurahua, sino del país, donde el tema laboral está en el limbo, ya que, diversas comunidades indígenas, continúan obligando al cierre de locales comerciales. 

Si bien ha habido un intento de diálogo por parte del líder de la Conaie, Leonidas Iza, para definir los 10 ítems, pedidos de este movimiento, se ha comenzado a exigir más cosas que no tienen nada que ver con la protesta social desde que inició, siendo esto una interrogante para la gente sobre qué irá a pasar los próximos días. 

A esto se suma la cadena nacional emitida ayer por parte del mandatario ecuatoriano, Guillermo Lasso, donde decidió cerrar el diálogo con el sector indígena, esto tras la muerte de un militar, donde condenó estos actos negativos, cuestionando las marchas y protestas “pacíficas”.

Lastimosamente, el pueblo está cansado de esta protesta que, al final, afecta a todos los sectores industriales y campesinos del Ecuador, ya que, incluso se está generando un racismo entre comunidades, por una división de clases sociales que se está empezando a sentir más de lo normal. (O)

Deja un comentario