Doce estatuas en Quito lucieron de verde a favor del aborto por violación

Nacionales
América Latina y el Caribe es la única región del mundo donde los partos de menores de 15 años aumentaron. (Foto EFE)

Quito, 20 sep (EFE).- Una docena de monumentos en plazas de la capital de Ecuador, Quito, amanecieron este viernes decoradas con cintas de color verde en protesta por la decisión del Parlamento de rechazar la despenalización del aborto en casos de violación.

La acción, a la que se sumaron pintadas y grafitis con aerosoles con las leyendas «aborto ya» o «son niñas, no madres», fue reivindicada por el autodenominado «Bloque Feminista Nacional», plataforma que aglutina a diferentes colectivos, organizaciones y feministas a título individual.

«Ya deberíamos tener la libertad y el empoderamiento de nuestros cuerpos», expresó a Efe Lissete Pardo, representante del nuevo grupo, que emprendió esa acción de protesta la noche pasada y que hoy ha convocado una marcha en Quito y otras ciudades del país para protestar por la decisión de la Asamblea Nacional.

El martes pasado la Cámara legislativa rechazó las reformas planteadas al Código Orgánico Integral Penal (COIP) para ampliar los supuestos del aborto no punible en el país.

Con ello negó una moción que abogaba por despenalizar el aborto por violación y mantiene la actual legislación vigente.

Pardo calificó la decisión de «inaceptable», al tiempo que lamentó que «el 71 por ciento de los votos (en contra de aprobar nuevas causales para el aborto legal) fueron masculinos, en un país donde la violación es el pan de cada día».

Las concentraciones previstas hoy en Quito, Guayaquil, Cuenca, Manta, Ambato y Riobamba tratan de visibilizar a las mujeres y grupos feministas, «no como ajenas o divididas sino como una sola fuerza que no está dispuesta a permitir una vulneración más de nuestros derechos por parte del Estado», según reza la convocatoria.

Las convocantes argumentan que los legisladores les han privado «del derecho a decidir incluso en casos inadmisibles como es una violación».

Pardo recalcó que sus reivindicaciones continuarán «hasta que por sentencia constitucional se llegue a hacer ley».

«De madrugada hicimos el pañuelazo donde nos tomamos algunos monumentos significativos en puntos estratégicos alrededor de la Asamblea», explicó a Efe otra representante de la plataforma.

Sin embargo, por la mañana ya habían sido retiradas todas las cintas de las estatuas.

La propuesta que fue rechazada por el Parlamento formulaba que las mujeres pudieran acudir a la práctica del aborto en caso de violación, estupro, inseminación no consentida, mal formación del feto e incesto.

En Ecuador el aborto es legal solo cuando se encuentra en riesgo la vida o la salud de la gestante y cuando se presenta un embarazo resultado de una violación a una mujer con discapacidad mental.

En caso de sobrellevar una interrupción voluntaria del embarazo, permitirla o practicarla, la legislación prevé penas privativas de libertad que van de los seis meses a los tres años de prisión.

Más de 20.000 niñas menores de catorce años parieron en Ecuador entre 2008 y 2018, de acuerdo con datos oficiales.

Según las ONG que trabajan sobre la materia, todas fueron atendidas en el sistema de salud y la única respuesta que recibieron fue la de continuar el embarazo y su consiguiente maternalización.

El 80 por ciento de los casos fueron fruto de abusos sexuales en el entorno familiar, en la escuela o en su comunidad religiosa. (I)


Deja un comentario