Dilema laboral en jóvenes

Última hora
El desempleo de los jóvenes de 15 a 24 años aumentó de 12,4% a 16,6%, triplicando la tasa correspondiente a los adultos, con lo cual prácticamente la mitad de los desempleados de la región son jóvenes, según la OIT. (Foto archivo El Heraldo) 

El empleo juvenil es el más afectado en pandemia según la Organización Internacional del Trabajo (OIT). La situación de los jóvenes, y especialmente de las mujeres, en condición de informalidad se constituye en prioridad para los decisores de políticas públicas en Ecuador.

El país registra aproximadamente 3 millones de jóvenes de entre 18 y 29 años, que representan el 18% de la población total y el 25% de la población en edad de trabajar. El 21% de ellos vive en hogares pobres por ingresos. En 2018, por cada 100 jóvenes de entre 18 y 29 años, 39 solo trabajaban, 34 solo estudiaban, 10 estudiaban y trabajaban, y 17 no trabajaban ni estudiaban, señala la OIT.

“Nosotros como CorpoAmbato estamos impulsando el emprendimiento joven y trabajando con la juventud para ofrecerles la oportunidad laboral. Las nuevas generaciones han recibido formación universitaria y la mayoría de las personas tienen títulos de tercer y cuarto nivel; y, es algo que se debe aprovechar. En los últimos años se evidenció la fiebre de las maestrías y aquello ha mejorado las capacidades”, expresa Ruth Bolaños, gerente de la entidad. 

La llegada de la pandemia en varios de los casos ha obstaculizado alcanzar objetivos laborales por parte de los jóvenes. “Esta población joven se enfrenta con innumerables obstáculos que los excluyen de la salud y que están estrechamente relacionados con la pobreza, la marginación y la discriminación”, señala la Organización Panamericana de la Salud (OPS). 

Y sigue, la gerente de CorpoAmbato, “es importante aprovechar la educación que tienen los jóvenes. El país cuenta con biotecnólogos, expertos en economía, marketing digital y nuevas carreras que tienen relación con el desarrollo económico, por lo tanto estamos tomando a los jóvenes para ofrecerles la oportunidad de gestionar nuevos modelos de negocios y desarrollen productos y servicios innovadores”. 

La medición de las estadísticas del trabajo inició en 1987 con el entonces Instituto Nacional de Empleo (INEM). A partir de 1993, el INEC asume el manejo de las encuestas de empleo y adoptó la metodología transferida.  (I) 

Deja un comentario