Desolación comercial en el Ferroviario

Carrusel
Los vendedores esperan que haya apoyo de las autoridades para la seguridad del lugar. (Foto El Heraldo)

Los socios del Centro Comercial Ferroviario cerraron las puertas de sus negocios y ahora el espacio luce desolado. Todo se debe al cumplimiento de la restricción de movilidad por parte del Gobierno Nacional.

Cada negocio quedó asegurado y en el día llegan algunos comerciantes para verificar que todo esté bajo control; sin embargo, existe el temor por la inseguridad que ronda la zona.

“Hemos llegado a ver que todo esté bien. Esperemos que en estos días que no estamos laborando haya seguridad, especialmente en la noche”, dijo Lupe Arias, comerciante.

Rosa Criollo mantiene su negocio hace 19 años y considera necesaria la presencia o rondas policiales en la noche.

“Tengo miedo que al regresar a trabajar encuentre todo vacío. Es necesario que la Policía Nacional nos ayude”, comentó.

El temor crece, más en aquellos vendedores que tienen sus puestos situados dentro del área comercial, lugar dónde todo está desolado. (I)

Deja un comentario