Cuy asado, tradición gastronómica ecuatoriana

Interculturalidad

 

Los clientes degustan del verdadero cuy alimentado sanamente. (Foto El Heraldo)

Gladys Garcés se dedica a la preparación del cuy asado por más de 40 años. Aprendió desde su niñez, porque siempre le gustó la actividad gastronómica.

Tiene un criadero de alrededor de 600 cuyes en su domicilio ubicado en la parroquia Benítez de Pelileo. Sus cuyes son alimentados sanamente para evitar riesgos en la salud de las personas, dijo.

“Tienen un cuidado especial. Son sabrosos, bien hechos y cumplen todas las exigencias sanitarias. Es cuy criollo, propio del campo”, recalcó doña Gladys.

El cuy asado lo acompaña con papas, salsa de maní y un vaso de chicha de mora. El plato lo expende a tres dólares.

Conservar un criadero de cuyes es complicado, indica; sin embargo, le pone amor y responsabilidad para que esta delicia sea del gusto de los clientes.

A los seis meses de edad los animales están listos para ser asados, señala.

Parte de la producción se vende en los locales de Ficoa en Ambato. Recordó que consumir cuy es excelente para la salud de las personas, porque posee proteínas que ayudan al organismo. (I)

 

Deja un comentario