Colgaba de una viga

Policiales, Seguridad

El cuerpo quedó colgando de una viga. (Foto para graficar El Heraldo)

A cuatro días de haberse separado de su esposa, Edgar T. tomó una fatal decisión. El fallecimiento ocurrió en el barrio San Pedro de la parroquia San Andrés del cantón Píllaro, la noche del 14 de septiembre.

La madre del hoy occiso fue a buscarlo a su vivienda y su corazón se partió en mil pedazos luego de ver a su hijo colgando de una soga que fue amarrada a la viga de la cocina de la casa.

Al parecer el hombre se habría suicidado. Éste habría salido en la tarde a libar con sus amigos y al retornar a su vivienda tomó la fatal decisión.

Las unidades de socorro llegaron al sitio para ayudar al hombre, pero ya no tenía signos vitales.

Agentes policiales realizaron el levantamiento del cadáver para llevarlo al Centro de Investigación Forense. (I)

Deja un comentario