Cansados de la irresponsabilidad social

Barrios, Especial, Especial de la semana

Los vecinos de las avenidas El Cóndor, Tres Carabelas y Julio Jaramillo están indignados por la situación que se genera en los alrededores del Mercado Mayorista. 

Recordemos que hace dos semanas que inició la restricción de movilidad y con ello el cierre de dicho centro de acopio, centenas de vendedores se tomaron las calles señaladas para hacer sus ventas. 

Esto ha generado malestar en los moradores, quienes desde las ventanas de las casas observan la irresponsabilidad de los vendedores y compradores que llegan masivamente para adquirir productos. 

«Como vecinos nos organizamos y salimos a evadirlos, pero hay personas que poco o nada les importa. Diariamente llegan y se apostan en las aceras hasta que llegan las autoridades a retirarlos. Todo queda sucio y como habitantes de la zona tenemos temor que el virus Covid-19 ronde en el ambiente o en la aceras o puertas de las casas», comentó Raúl Calvo piña, morador. 

El pasado 25 de marzo, los moradores decidieron salir y evadir con palos y bloqueos de vía a los vendedores. La decisión fue bien vista por el resto de vecinos, que observaron desde sus casas las acciones. 

Los agentes de Tránsito y de Control Municipal llegan diariamente para pedir conciencia a los vendedores y compradores, a fin que se retiren a sus casas. El propósito es evitar la propagación del virus. 

El alcalde de Ambato, Javier Altamirano, ha sido insistente con el pedido de cero movilidad, pero no es respetado por comerciantes que incluso llegan de otras provincias. 

«Es necesario que entiendan que el virus mata y que aún no hay la cura. Como moradores tenemos miedo y queremos que dejen de hacer sus ventas, ya que todos estamos perdiendo», señaló el vecino Antonio Chacha. 

Las tiendas y negocios que están en los alrededores del Mercado Mayorista permanecen cerrados cumpliendo las disposiciones del Gobierno Nacional. 

Ahora los vecinos piden a las fuerzas militares ayudar con el desalojo diario de los vendedores, ya que de esto depende evitar la propagación. (I) 

Deja un comentario