Acupuntura y modulación inmunológica / Kléver Silva Zaldumbide

Columnistas, Opinión



La acupuntura y la moxibustión de la medicina tradicional china, que en noviembre de 2010 fueron inscritas en la lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad de la Unesco, es probablemente la terapia complementaria o alternativa más popular del mundo. Practicada en los países asiáticos, con gigantes hospitales, Estados Unidos, Europa y muchos otros. La buena organización de sus estudios para la correcta aplicación de esta ciencia avala su práctica ya que se requiere suficiencia en inglés para el necesario aprendizaje inicial del idioma chino, pues el curso de un año consiste en aprender chino, pero en inglés. Luego la especialidad se la realiza en inglés y chino combinado durante dos años con previo aprendizaje de las bases filosóficas y científicas de esta ciencia, anatomía acupuntura para saber qué músculos, qué tendones, qué nervios y más estructuras atraviesa la aguja, saber qué profundidad debe insertarse en cada punto y su orientación. Posteriormente se requiere, lógicamente, grandes hospitales para su práctica y un número suficiente de pacientes, como por ejemplo en Nanjing, china, el estudiante tiene aproximadamente 60 pacientes al día. La Acupuntura se ha aplicado durante más de 3 mil años según los antiguos orientales gozando hasta hoy de una gran cantidad de investigación y estudios con esfuerzos especiales para comprender los efectos del control del dolor y, a más del efecto analgésico, un número creciente de estudios han demostrado que el tratamiento con acupuntura puede regular las funciones del sistema nervioso autónomo y la inmunomodulación (defensas). El tratamiento es eficaz para diversas enfermedades inmunológicas, incluidos los trastornos alérgicos, infecciones a repetición, mejoría ostensible de las enfermedades que nuestras mismas defensas nos atacan (autoinmunes) complementando exitosamente los tratamientos convencionales.

La acupuntura mejora la actividad de las células asesinas naturales. Las células NK (asesinas naturales) constituyen la tercera población principal de linfocitos que son capaces de reconocer y matar células tumorales y células infectadas por virus sin sensibilización previa. Estas células juegan un papel vital en el sistema inmunológico innato. Un estudio clínico apoyó estos resultados mostrando que el número de células CD16 + y CD56 + que están estrechamente relacionadas con la actividad de las células NK y los niveles de IFN-γ (Interferón) en sangre periférica de voluntarios sanos aumentó significativamente después del tratamiento con Electroacupuntura.

Estudios clínicos han indicado que la acupuntura o electroacupuntura es beneficioso para los trastornos alérgicos, enfermedades del tracto respiratorio superior con características asmatiformes, urticaria y rinitis, sinusitis alérgicas, faringoamigdalitis a repetición, etc. La estimulación de los puntos estudiados reduce significativamente los niveles séricos elevados de antígenos específicos IgE responsable de algunas alergias.

Interacciones neuro-inmunes activadas por la acupuntura están ampliamente aceptadas facilitando la liberación de ciertos neurotransmisores, especialmente opioides, en el SNC y activando el sistema nervioso simpático o parasimpático, que provoca profundas respuestas psicofísicas que incluyen potente analgesia, regulación de funciones viscerales y modulación inmunológica. (O)

Deja un comentario