Ricardo Martínez síndico en remate de la plaza de Izamba. 1888 / Pedro Reino, Cronista Oficial de Ambato

Columnistas, Opinión

Resulta interesante buscar las huellas de quienes  pasaron a ser los protagonistas de nuestras historias sectoriales. Al mirar las firmas y ver el accionar del Procurador Síndico, según los documentos relativos a la lotización y remate de  la plaza de Izamba del cantón Ambato, nos encontramos con el doctor Ricardo Martínez, como procurador síndico, que resulta ser el hermano de don Luis Alfredo Martínez Holguín, el afamado pintor y autor de la novela “A la Costa”. En lo pertinente, se lo califica de un gran conocedor de los aspectos jurídicos. ¿Cómo es esto que no interpretó correctamente el Decreto Legislativo sobre los terrenos sobrantes y apoyó la venta de la  plaza de Izamba, en perjuicio de esta parroquia?

Según el genealogista  e investigador Fernando Jurado Noboa: “Doña María Vásconez  Herdoiza era un personaje realmente peculiar, nacida en Ambato en 1864… se casó en 1884 con en probo abogado Ricardo Martínez Holguín y tuvieron un matrimonio bastante desavenido…(era) doña María, comerciante nata por donde se la mire y poseedora de ideas realmente fanáticas. Vuelvo a contar un hecho realmente trascendente:

Cuando el general Eloy Alfaro entró victorioso en Ambato –Agosto de 1895- luego de la batalla de Gatazo, se sorprendió ver en un balcón de la calle principal a una señora embarazada – de meses bastante adelantados- y totalmente vestida de negro. Cuando el general pasó cerca de ese balcón, la señora le gritó a voz en cuello: Si tres hijos pariera, a los tres les metiera en la guerra a que maten a Alfaro y a sus facinerosos masones. ¡Viva la religión!

El General se quedó algo pasmado, averiguó quién era la señora y le dijeron que era hermana  de tres de los más connotados conservadores de la ciudad –los hermanos Vásconez Herdoiza-, y que, por otro lado, tenía fama de bastante liberaloide en sus ideas.

Efectivamente la señora dio a luz trillizos, fueron bautizados el mismo día en bandeja de plata. Parece que no hubo cuidado suficiente frente al frío y los tres contrajeron severa pulmonía, que los llevó al sepulcro… ” (Jurado N. Fernando, La Ronda, Nido de Cantores y Poetas, pdf)

Según Diario La Hora, Julio 29/2008, Ricardo “Se bautizó en la Matriz de Ambato el 9 de febrero de 1858 con los nombres de Tomás Ricardo Apolonio”. Vivió entre la legislatura, el rectorado del Colegio Bolívar, la Gobernación “En octubre de ese mismo año (1886) fue apoderado de la Casa Sevray en Guayaquil y al año siguiente procurador de la Sucursal del Banco de Quito y apoderado de la Casa Comercial Norero, de Guayaquil, así como procurador del Banco Internacional” (La Hora). Esto nos hace ver su condición de comodidad económica, aunque se diga lo contrario por parte de sus biógrafos encubridores, que con su matrimonio “Ricardo va a llenarse de hijos, que son una carga muy pesadapara un padre pobre…(así como que ) “pidió a su hermano Arturo que le compre en Quito un libro de psicología, “aunque fuera usado”.

En el trámite del remate de la plaza de Izamba tenemos este dato: “Señor P(rocurador) del I(lustre) C(abildo ) M(unicipal).- Para legitimar mi personería en un asunto judicial sírvase U ordenar al señor secretario de la Corporación que U preside, me confiera a continuación copia fehaciente del nombramiento de Procurador Síndico hecho  en mi persona por el  I. Concejo.-f) Ricardo Martínez.-

En virtud de la orden precedente certifico en la forma legal que en el Libro Copiador del presente año se encuentra el documento siguiente: “Señor Dr. Don Ricardo Martínez.- El Ilustre Concejo en la sesión de ayer tuvo a bien nombrar procurador síndico principal para el  próximo año de 1888, atendiendo al vivo interés y patriotismo con que en toda ocasión ha propendido al adelanto  del Municipio. Lo que me es honroso participar a Ud para que el primero del mes entrante se sirva presentarse a este despacho a presentar el juramento legal.- Dios guíe a Ud. F) Adriano Montalvo”.- es fiel copia del original al que me remito en caso necesario.- Ambato a 19 de mayo de 1888.- f) Celiano Monge, Secretario Municipal”. El caso es que la documentación arranca el 13 de marzo y no se había legalizado el nombramiento del Dr. Martínez como síndico. (O)

 

Deja un comentario