Wilmer era el apoyo de su madre

Policiales, Seguridad
Los familiares y amigos acudieron a retirar el cadáver del Centro Forense, ayer. (Foto El Heraldo)

Desde temprano acudieron al Centro Forense para quitar toda duda que Wilmer A., de 20 años de edad, se le había adelantado a la eternidad. Aferrada a los hierros del cerramiento que separan con el laboratorio de la morgue, la tía Marlene, recordaba a su sobrino como el más bueno y bondadoso.

“Terminó la secundaria y se dedicó a trabajar para ayudar a su mamá y hermana menor. Era la cabeza del hogar. Solo vivían los tres”, mencionó.

El joven murió aplastado por un muro de concreto mientras colocaba tuberías para el alcantarillado en el sector de la ‘U de Chambag’ en Pelileo. El accidente laboral sucedió la noche del jueves 15.

El perito de la Unidad de Delitos Contra la Vida (Dinased), suboficial Luis Palacios, confirmo que el accidente fue por aplastamiento del muro. El infortunado era soltero y entre sus planes era ver convertida en profesional a su hermana. Era oriundo de San Andrés en Píllaro, sitio donde fue llevado por sus familiares para el último adiós. (I) 

Deja un comentario