Vigila Pascual, tradición católica

Interculturalidad
El cirio pascual es la representación de Jesús como la luz y el camino. (Foto El Heraldo)

Los fieles católicos dedican tiempo a la Vigilia Pascual que se efectúa la noche del sábado de Semana Santa. Es la espera de Jesús Resucitado.

Para monseñor Giovanny Pazmiño, obispo de la Diócesis de Ambato, “la vigilia tiene un sentido muy bello de regalarle a Dios el tiempo. Litúrgicamente deben presentarse siete liturgias, pero para acortar la celebración actualmente se escogen sólo cuatro”.

La ceremonia comienza con el ingreso de los asistentes portando velas, porque la iglesia se encuentra en tinieblas como significado del duelo por la muerte de Jesús. Posteriormente en obscuridad se leen varios versículos, sobre el inicio de la vida hasta llegar a la resurrección.

Posteriormente, cada sector de la iglesia desde el último se enciende paulatinamente hasta que toda la infraestructura se ilumina.

Luego se presenta la lectura del Evangelio y finalmente la homilía. “Esta celebración maravillosa que terminaba al llegar el día donde se proclamaba la grandeza de la resurrección.”, indicó monseñor. 

Esta celebración es la más importante, según Javier Ulloa, quien resalta que “todos los años participa de esta liturgia en vigilia de la resurrección de Jesús”. 

Esta liturgia tiene elementos principales: la luz encendida del cirio pascual que representa a ‘Cristo Luz del Mundo’, el agua que mediante la celebración se renuevan estas promesas bautismales y la lectura de la palabra de la historia de la salvación desde los orígenes del mundo hasta la resurrección de Jesús. (I)

Deja un comentario