Vacaciones continuas perjudica al comercio

Ciudad


El Centro Comercial Artesanal presentaba escasa presencia de compradores, ayer. (Foto El Heraldo)

Son las 11:00 horas y el Mercado Urbina está casi abandonado. No hay quien compre ni consuma los productos que ofrecemos, manifestó la comerciante de este centro de abasto, Doris Rodríguez.

“Los permanentes días de descanso ahuyenta a los clientes, quienes prefieren quedarse en casa o salir a otros sectores”, aseveró.

En su local prepara comida: almuerzos, platos típicos, entre otras delicias. Con un día de vacaciones no hay quien consuma los alimentos, insistió.

Lamentó que las ventas estén en descenso hace varios años. Llegaron al 40% y se incrementan entre 10 y 15% con los feriados.

A decir de Susana Aguirre, expendedora también del Mercado Urbina, si las ventas están bajas hace varios meses con un día de descanso se empeora la situación y los ingresos.

Según Fabiola Galarza tiene un puesto de legumbres en el Mercado Central. Se queja que no solo las vacaciones perjudican el comercio, sino también la informalidad.

“Ciertos ciudadanos prefieren comprar afuera aprovechando que las autoridades no ejercen control. En todo caso con o sin descanso las ventas han disminuido”, agregó.

En opinión de Norma Pico, secretaria de los comerciantes del Centro Comercial Artesanal, lo perjudicial de los días de descanso se refleja en la cantidad mínima de compradores.

“De feriado en feriado no sabemos a dónde va la nación. Es tiempo de trabajar para producir”, enfatizó.

Alicia Paredes es ama de casa e hizo las compras semanales en el Mercado Modelo, ayer. Coincidió en que el movimiento comercial  disminuye por las vacaciones.

“Me uno al pedido de las comerciantes y de todos de laborar más y descansar menos”, dijo. (I)

Deja un comentario