Unidos contra la delincuencia en la Nueva Ambato

Barrios, Especial, Especial de la semana
Los vecinos optaron por invertir en seguridad privada para mantener alejado a los maleantes. (Foto El Heraldo)

Luego de haber sido víctimas de varios robos a domicilios y asaltos, los moradores de las calles Segundo Granja y Río Cosanga de la ciudadela Nueva Ambato, están unidos y armados socialmente para evitar la inseguridad.

Un plantel educativo existente en el sector ha sido el blanco perfecto para robos, pero estudiantes, padres de familia y docentes ahora están unidos.

“Hemos sido víctimas por varios años, pese a que cerca tenemos una Unidad de Policía Comunitaria. En nuestras viviendas colocamos cercos eléctricos para evitar que los dueños de lo ajeno hagan de las suyas. Ahora tenemos confianza en nuestro vecindario”, dijo Carlota Pérez, moradora.

El ex dirigente Carlos Sánchez, comentó que siempre han mantenido diálogos con los vecinos, con el afán de mantener segura a la zona y ser entes responsables; es decir, que si alguien observa a personas desconocidas en una vivienda lo notifique inmediatamente a la Policía.

Todos los moradores están unidos y sabe lo que deben hacer en caso de observar a individuos ajenos al barrio.

Por otro lado, los moradores están cansados de las peleas callejeras y libadores que suelen apostarse en la zona, con el único objetivo de consumir bebidas alcohólicas.

“Esta zona es conflictiva en el tema social, ya que los universitarios llegan para concentrarse en sus carros y empezar a consumir licor. Las autoridades sí llegan, pero ellos esperan a que se retiren y vuelven hacer lo mismo”, comentó Lupe Dina. 

La gobernadora de la provincia, Gabriela Rodríguez, se reunió anteriormente con autoridades de la Universidad Técnica de Ambato (UTA) para determinar acciones y solucionar este problema que aqueja a la ciudadela.

Los directivos de la Alma Mater también están comprometidos en erradicar este problema social que se ha generado por más de 15 años.

Las calles en mención están bien atendidas, tanto en vialidad como en alcantarillado, pero se espera mantenimiento de pequeñas zonas verdes que permanecen en las aceras. 

La zona posee negocios o locales comerciales con la venta de repuestos automotrices y restaurantes que dan dinamismo al barrio. (I)

Deja un comentario