Una manera diferente de pensar / Edison Narváez Z.

Columnistas, Opinión

El pensamiento es el recurso máximo del ser humano. Sin embargo, las personas estamos acostumbradas a tener una visión limitada de lo que puede alcanzar nuestro pensamiento; generalmente creemos que el objetivo de pensar es probar que tenemos razón, y este es un error que a menudo se observa en cualquier tipo de organización, incluso en la política especialmente en aquellas en donde el líder cree que pensar es de su absoluta responsabilidad y lo hace para su propia satisfacción.

Evidentemente la instituciones están compuestas esencialmente por personas que piensan o que deberían pensar más allá de la lógica, pues en pleno siglo XXI las organizaciones lo que más necesitan es pensar, pero pensar con creatividad, porque ciertamente debemos convencernos que las cosas se pueden hacer de un modo más sencillo o mejor.

No basta con ser positivo y optimista, es imperativo ser creativo; en estos días encontrar una oportunidad de negocio se ha convertido en una tarea difícil, sin embargo no es imposible. Continuamente escuchamos decir, “busca un nicho de mercado que nadie haya atacado y genera ahí un negocio”, pero…… Qué tan productivo es buscar nichos de mercado?.

De acuerdo a lo que manifiesta Philip Kotler, cuando estamos seleccionando un mercado para crear ventajas competitivas mediante la segmentación,  estamos implementando el pensamiento vertical (pensamiento lógico), o en otras palabras el marketing vertical, el cual muchas veces no es tan efectivo;  por otro lado, son pocas las veces que nos enfocamos en la reestructuración de productos, añadiendo usos, necesidades, situaciones, y de ahí generar un nuevo mercado, esto es a lo que se llama marketing lateral (creativo).

Evidentemente,  en la actualidad buscar un nuevo nicho de mercado no es siempre la mejor opción para hacer negocios; quizá es hora de buscar la solución en la oferta que tenemos.

El pensamiento vertical, para definirlo de una forma sencilla, es aquel pensamiento lógico y/o secuencial, el cual se enfoca de ir de lo global a lo concreto. Por otro lado, el pensamiento lateral (creativo), es aquel que reestructura la información existente, es menos selectivo, más exploratorio, y va de lo concreto a lo global.

El Marketing lateral, es un tema muy complejo, sin embargo quizá es el tipo de marketing que su empresa necesita hoy, para evitar encontrarnos o ser parte de  un mercado saturado. El Marketing vertical, lo que genera principalmente es una segmentación de mercados, arremetiendo nichos específicos; esto provoca el incremento de la competencia y eventualmente la saturación del mercado. Por otro lado el Marketing lateral en lugar de segmentar mercados, crea nuevos mercados y/o altera el uso de un producto existente para generar un nuevo mercado. El Marketing lateral más que una técnica de mercadeo es una manera diferente de pensar.

Tanto en el mundo del Marketing como en la vida diaria hay que cambiar la estructura de pensamiento para encontrar soluciones diferentes a los mismos problemas de siempre. (O)


Deja un comentario