Un viaje por la ruta Spondylus / Luis Alfredo Silva

Columnistas, Opinión

PROVINCIA DE ESMERALDAS. Posee una exuberante vegetación, tranquilo mar, fascinantes playas, agradable clima, imponente belleza, deliciosa comida, gente buena y alegre; atractivos que invitan a visitar «La Provincia Verde del Ecuador». 

La Ruta Spondylus, comienza en la parroquia de San José de Chamanga, del cantón Misne, que se dilata entre la hermosa llanura costera y las playas del inmenso Océano Pacífico. El espectacular camino atraviesa, por los pintorescos pueblos de Bellavista, Daule y León, rodeados de un resplandeciente bosque tropical, donde sobresalen las airosas palmeras culminadas por grandes hojas que cubren los abundantes cocos. 

Así se arriba Mompiche, un pueblito que se ha convertido en un sitio turístico, debido a su linda playa, agradable clima y bondadosos habitantes. Continúa por la ruta y llega a Muisne, ciudad que esta una parte en la costa y otra en la isla, que posee una gigantesca playa y mar apacible. La ruta nos permite admirar el mar y la riqueza natural de su entorno,para encontrar Tonchigue, un alegre pueblo costero. 

Un fascinante trayecto, con una intensa y verde vegetación, nos lleva a Same; un precioso pueblito, formado por un conjunto de casitas tropicales engllanadas con palmeras que crecen junto a la playa. Tiene un sosegado mar, encantadora playa y modernas construcciones de color blanco, que contrastan con el azul del mar que se pierde en el horizonte. Un recorrido más y se arriba a Sua, pueblo que esta paralelo a la playa, bañada por un manso mar en el que sobresale La Isla de los Pájaros. 

A 5 kilómetros esta en Atacames, con la playa más concurrida, tanto por su enorme extensión, tranquilo mar, como la diversión que ofrece durante todo el año. Su infraestructura hotelera, la rica comida y el elegre ambiente tropical, hacen muy placentera su visita. Posteriormente, la ruta nos conduce a Tonsupa, una población con una gran playa,llena de palmeras, condominios, hosterías y restaurantes, que brindan la gustosa comida esmeraldeña. 

La vía sigue, hasta cerca de la ciudad de Esmeraldas, donde hay avisos que indican la ruta. Cruza el río Esmeraldas por un amplio puente y llega a Tachina, desde donde la carretera va junto al mar. Observando una vegetación herbácea y árboles esporádicos, llega a Camarones y luego a RíoVerde, pueblo con una amplia playa, hermosa y tranquila. La ruta sigue y pasa por los pueblitos de Rocafuerte, Montalvo y Lagarto, para luego encontrar Las Peñas, un lindo y concurrido balneario marino. Se sigue por los pueblos de San Pedro, Borbón y Maldonado, para llegar al Puerto de San Lorenzo, avanza por las poblaciones La Florida y Robalino,para arribar a Mataje, pueblo fronterizo con La República de Colombia, donde termina La Ruta Spondylus. (O)

Deja un comentario