Un rápido adiós

Policiales, Seguridad


Mientras la otra persona, es un niño de cuatro años de edad por posible paro respiratorio. (Foto El Heraldo)

Dos personas fueron despedidas para siempre por sus familiares la mañana de ayer. Una de ellas por sospecha del Covid-19 y los restos fueron retirados del Hospital Docente y llevados al crematorio.

Según la progenitora, al ver que su hijo se quedó sin respiración de inmediato fue al centro de salud en Huachi Grande  donde confirmaron el deceso. (I)  

Deja un comentario