Tradición pillareña a punto de desaparecer

Interculturalidad
Máscaras gigantescas conserva el pillareño Nelson López. (Foto El Heraldo)

Nelson Alberto López Torres es el único pillareño que lleva adelante la tradición de la Legión Pillareña que consistía en la presentación de comparsas con personajes de máscaras con dimensiones extraordinarias que recorrían bailando las calles, a partir del 28 de diciembre.

Este grupo de disfrazados representaban al miedo e intentaba causar pánico, también habían personajes de leyendas del cantón que a partir de la aparición de La Diablada Pillareña ha perdido su fuerza.

Nelson resalta el valor de rescatar esta tradición. “Es importante explicar de qué se trataba de una costumbre que se practicaba de generación en generación. “Lo aprendí de mi padre Celso López, quien me enseñó a elaborar máscaras gigantes”, contó.

Tiene máscaras de personajes como el duende, la bruja, la muerte, el cíclope, entre otros. En total reúne más de 37 máscaras.

El pillareño nació el 27 de abril de 1978 y trata de mantener viva la tradición de la Legión Pillareña, que por relatos de generación en generación cumplirá un siglo desde su aparición. “Han transcurrido ocho años desde que me he propuse no dejar que se pierda la tradición más antigua de Píllaro”, comentó.

Luis Lara Arcos plasma perenemente esta tradición mediante una investigación realizada y plasmada en el libro ‘Un Encanto llamado Píllaro’ publicado en 2020. 

Si la Legión es lo más ancestral que según relatos de generación en generación esta próxima a cumplir un siglo de efectuarse.

Los disfrazados salían como acto de purificación en contra de los borrachos, adulterados y mujeres del mal vivir a quienes los encadenaban y los llevaban al cementerio para borrar sus culpas. (I)

One thought on “Tradición pillareña a punto de desaparecer

  • Es digno de felicitar al medio de comunicacion que siempre esta pendiente de dar a conocer ciertas costumbres, tradiciones de los distintos pueblos, para rcuperar la memoria que se esta perdiendo y es parte de nuestra identidad.

Deja un comentario