Tisaleños mantienen sus costumbres

Interculturalidad
Los tisaleños a mediados de octubre de cada año viven la fiesta tradicional del cantón. (Foto El Heraldo)

La fiesta del Inga Palla, en honor a la Virgen Santa Lucía, protectora de la vista y patrona del cantón Tisaleo, forma parte de las costumbres culturales y religiosas que se cumplen en octubre de cada año.

Según la historia la fiesta rememora hechos de la conquista, recuerda que 1534 cuando las tropas españolas iban con dirección a Quito y se enfrentaron al cacique Tisaleo, el ejercitó inca trató de evitar el paso de los invasores.

Los devotos recuerdan que en el 1698 apareció la Virgen por el sector del Carihuairazo, por lo que más adelante se fusionó como una fiesta cultural y religiosa.

Debido a la pandemia en el 2020 la fiesta se cumplió con eventos religiosos y culturales a mediados de octubre.

La escenificación de la batalla entre las tropas españolas contra los indígenas liderados por el cacique Tisaleo no se realizó por el riesgo del contagio.

Sin embargo, los actos religiosos se desarrollaron con aforo limitado y algunos personajes para simbolizar la fiesta ancestral.

En los actos religiosos participaron priostes y capitanes. Se realizó la tradicional misa en la gruta de Santa Lucía, ubicada en la Quebrada de El Relleno,  serenata a la Virgen de Santa Lucía, misa de romería, concurso de bandas de martillo, misa del Cacique Tisaleo, las que fueron transmitidas por las plataformas digitales de la Municipalidad y de la Diócesis de Ambato. (I)

Deja un comentario