Terror y crisis comercial

Ciudad
Actos vandálicos se presenciaron en las ferias informales que se ejecutan en la avenida Bolivariana y Paso Lateral. (Foto El Heraldo) 

La avenida Bolivariana se ha convertido en un mercado abierto al informalismo, especialmente durante la cuarentena; sin embargo, los camiones que pretendían llegar como de «costumbre» la madrugada del 12 de mayo, fueron sorprendidos por grupos de maleantes entre extranjeros y nacionales, quienes saquearon sin temor alguno. 

La indignación se apoderó de los moradores de la zona y sobre todo de comerciantes que perdieron sus productos, pese a las medidas de restricción vigentes. 

Los maleantes y saqueadores esperaban desde las 03:45 horas y apenas tuvieron la oportunidad robaron bultos de ropa, legumbres, cilindros de gas, pañales, lácteos y más. 

Recordemos que las medidas de confinamiento continúan en la provincia, ya que los nueve cantones de Tungurahua permanecen en semáforo rojo, que obliga a mantenerse en casa y evitar salir a las calles. 

La ubicación de comerciantes informales se generó luego del cierre del Mercado Mayorista el pasado 18 de marzo del 2020 para reducir los índices de contagios Covid-19, pero las insistentes peticiones del sector agrícola permitieron que se reabra dicho centro de acopio el 24 de abril, luego del análisis respectivo de las autoridades, quienes implementaron protocolos de seguridad. 

Aqui se dispuso que las ferias se desarrollen lunes, miércoles y viernes, pero la desesperación de comerciantes habría obligado a irrespetar el confinamiento y salir a los alrededores del Mercado Mayorista para expender sus productos. 

Pero, algunos vecinos de la zona, aseguraron que en este caso se aplica el dicho «la codicia rompe el saco». «Los vendedores que llegan en la madrugada se exponen, ya que estos casos de saqueos ya se presentaban en menores proporciones y siguieron tentando a la suerte», dijo Julio Pachano, morador. 

Ante lo dicho, el analista económico, Diego Proaño, indicó que es un tema delicado, ya que esto pone nerviosismo a la hora de reactivar la economía. 

«Vemos que todos los afectados son de micronegocios y el vandalismo va ha generar inseguridad económica, productiva e incluso personal. Ahora les tocó a pequeños negociantes, pero luego tal vez se genere en cadenas de farmacias, supermercados, servicios e  incluso en las casas. Esto debe detenerse, ya que se destruye más la económica. Estas implicaciones repercuten en la economía familiar del comerciante. Pensemos en todos, ya que esto puede tomar cuerpo y se debe frenar con apoyo de las fuerzas militares», señaló. 

El alcalde de Ambato, Javier Altamirano, presentó la denuncia en Fiscalía, con el fin de presentar un precedente ante esta situación ante la crisis económica por el Covid – 19.

De igual forma, el jefe de la Policía Nacional en Tungurahua, Jaime Amores, indicó que los comerciantes se arriesgan a que esto suceda. «Se hará trabajos de inteligencia para poner nombres a los vándalos y poder judicializarlos», dijo. 

Finalmente, varios vídeos que muestran los actos vandálicos se viralizaron y se realizó las denuncias correspondientes en la Fiscalía de Tungurahua, para que inicie las investigaciones de forma inmediata. (I) 

Deja un comentario