Sectores rurales se inclinan por ventas en vías

Interculturalidad
Susana Rodríguez invita a comprar frutas en el caserío El Pingue cuando pasen por el sector ubicado en la vía Pelileo-Baños. (Foto El Heraldo)

En la vía Pelileo-Baños más de 10 comerciantes del caserío El Pingue se han ubicado para vender variedad de productos, entre ellos, mandarinas, aguacates, babacos, tomate de árbol, limones, tomate riñón, etcétera.

Una de las expendedoras es Susana Rodríguez, quien explicó que decidieron salir a la carretera como una alternativa para ofrecer alimentos, ya que desde que apareció la pandemia la situación se ha complicado.

Los puestos llaman la atención de los conductores, porque por ejemplo las mandarinas están al interior de unos costales que generan curiosidad.

“Este toque especial ha contribuido para que las mandarinas tengan gran aceptación”, dijo.

Doña Susana recalcó que a consecuencia de la crisis sanitaria se instalaron a un lado de la vía, debido a que sus principales clientes optaron por comprar de ‘pasadita’ tomando en consideración que la mayoría se dirige al Oriente.

De acuerdo al tamaño del costal cuesta la porción de mandarina. El más grande entre cinco y siete dólares. Mientras, el más pequeño bordea los dos y hasta tres dólares.

La venta es diaria desde las 07:00 a 21:00 horas. Si falta frutas las traen de Patate. Lo importante es contar con productos para llenar las expectativas de los compradores. (I)

Deja un comentario