Pueblos de Píllaro habrían invocado al Urcuyaya

Interculturalidad

Hace cerca de cinco años, una parte del monte de la propiedad llamada La Playita de la familia García en Penileo de Píllaro se quemó y sorpresivamente apareció un muro, donde se aprecia la imagen de un hombre, que posiblemente sería el Urcuyaya (Padre de la Montaña), de las religiones andinas.

El Urcuyaya -según la ‘Leyenda tradicional ecuatoriana’, texto escrito por Fabián Navas- es un ser benigno y enamoradizo, que en forma de un indígena de baja estatura y vestido con un poncho rojo se le apareció a Melchor Pumancay, un humilde peón, que andaba necesitadode ingresos para mantener a su familia.

A decir del texto, Melchor puso sus ojos en la hija de su patrón. El joven atrajo a la muchacha y se escaparon a vivir en una comunidad vecina. No obstante, un día al verse agobiado regresó donde su suegro, quienle negó la ayuda y en su retornó a casa por un cerro encontró a un hombre viejo, el joven lo saludo al anciano, quien habría sido el Urcuyaya, quien al sentir el corazón noble le dio el don de curar a la gente, con lo cual tuvo prosperidad.

La familia García cuando vio por primera vez la imagen no sabía que personaje es. Buscaron en textos de Píllaro sin lograr resultados. Acudieron al Ministerio de Cultura, sin que hayan tenido una respuesta favorable. No obstante, su curiosidad los puso a consultar en la web, donde la imagen que está en su muro tiene parentesco al Urcuyaya.

“Buscamos, pero lamentablemente, dentro de la historia de los libros de Píllaro existe solo información desde 1900 y no existen documentos, porquese destruyó la iglesia de Píllaro. Entonces buscamos en las historias nativas del Ecuador alguna imagen a la que está ahí entonces encontramos algo parecido y es la Urcuyaya. Preguntamos a mi madre, quien dijo que si había escuchado. Ella dijo que los antiguos los conocían como el Padre de la Peña”, explica Édison García.

Aunque no están seguros y esperan que el Ministerio de Cultura se interese por realizar la investigación, por la imagen del muro, Inés García, hermana de Edison, considera que los pueblos que habitaban en Píllaro, conocían del Urcuyaya. Explicó que los cerros eran objeto de adoración por parte de los cañaris, quienes fueron sometidos por los conquistadores Incasy emigraron a otras provincias y Píllaro pudo ser un punto.

“Creemos que los chamanes de algún pueblo que habitó en Píllaro construyeron ese muro para dormir al pie de esta montaña y buscar recibir el poder de la sanación con las plantas medicinales que otorgaba el Urcuyaya”, manifestaron Inés y Edison García.

La familia García invita a las familias a conocer el muro y esperan que personas interesadas en saber más sobre los pueblos del Ecuador los visiten y puedan aportar para esclarecer que imagen es la que está en el muro. (I)

Deja un comentario