Procesos ayudan a mujeres violentadas

Última hora

Los talleres guían a los funcionarios judiciales que deberán ayudar en los procesos. (Foto El Heraldo)

Los procesos académicos de capacitación para la correcta aplicación de la Ley Orgánica Integral, avanzan en la Corte Provincial de Justicia de Tungurahua. El propósito es prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres.

En cada encuentro se intercambian experiencias con los miembros de los consejos y juntas cantonales de  protección de derechos. La jornada académica la dirige Pilar Lozada, jueza de la Sala Penal de la Corte de Justicia.

Paúl Ocaña, presidente de la Corte Provincial de Justicia de Tungurahua, indicó que “las juntas protectoras de Derechos a nivel cantonal, tienen la obligación de emitir medidas de protección administrativas a favor de las personas que se consideran violentadas y, por eso, deben conocer no solo cuáles son esas medidas, sino sobre todo cual sería el proceso a seguir hasta comunicar a los jueces”.

La secretaria ejecutiva del Consejo Cantonal de Protección de Derechos de Píllaro, Mónica Caguana, manifestó que es importante trabajar articuladamente para absolver las dudas que se generan respecto a la aplicación de la nueva Ley de violencia contra las mujeres, en el ámbito de las juntas cantonales y el acompañamiento.

“La iniciativa tomada por la Corte Provincial de Justicia de Tungurahua nos permite conocer los protocolos que se deben seguir para las competencias y atribuciones que nos corresponden”, puntualizó Marco Riofrío, secretario ejecutivo del Consejo Cantonal de Protección de Derechos de Pelileo.

Desde la experiencia de las juntas protectoras de Derechos, que ya han atendido estos casos, se construye un itinerario para la atención a mujeres violentadas. (I)

 

Deja un comentario