Por los caminos de la democracia / P. Hugo Cisneros

Columnistas, Opinión

 

Hemos llegado a la madurez de la vida y comenzamos a sentir que la vida democrática de nuestro Ecuador y de muchos Países especialmente de América Latina se ha debilitado a tal punto que nuestro accionar cívico, político, cultural económico, social en general y hasta religioso tienen poco o nada de democrático.

Recordando nuestros años juveniles, cuando acompañábamos a nuestros Padres, familiares y amigos del Barrio en las campañas electoreras para, como se decía entonces, asumir el poder para servir al pueblo (asumir el «cratos» -poder para servir al «demos» -pueblo)

Lo Más grave de «esta democracia de hoy, es la que ha servido solo para aquellos que han asumido mucho poder en nombre del pueblo, y lo utilizan para, ganar prestigio, para llevarse de los bienes del Estado, para Condicionar al , País para sus intereses insanos muy perjudiciales para el pueblo del que dicen ser sus representantes.

Creo que ha llegado la hora para que el Ecuador, motivado por sus instituciones a todo nivel, desate un gran tiempo de «concientización, formación y educación a los ciudadanos, sobre la identidad, el valor, el alcance, las obligaciones, los derechos, los deberes que genera la de­mocracia y el alcance de la democracia en todos los ámbitos sociales de nuestro Pais.

La democracia tiene que aparecer y ser «algo más que una forma de Gobierno (R. Borja). La democracia es a la vez es un ideal y un a meta a la que hay que acercarse en una lucha permanente ( R Borja). La demo­cracia es participación porque mientras mayores son las posibilidades reales de participación popular tanto más democrático es el Estado (R. Borja)

Recuperemos la democracia para traducirla en todos nuestras actitudes cívicas si queremos un País Sólido, Justo, de paz, de justicia.  (O)

 

Mensajes juveniles

Deja un comentario