Por beber no respetan el toque de queda

Policiales, Seguridad
El coronel Jaime Amores, jefe de la Subzona de Tungurahua, dijo que el mayor número de detenidos son por estar libando en las calles. (Foto El Heraldo)

El mayor número de detenidos en Tungurahua por irrespetar el toque de queda es por estar libando en la vía pública, aseguró el coronel Jaime Amores, jefe de la Subzona de Tungurahua.

Durante el inicio de la medida restrictiva se han detenido a 27 personas, y la gran mayoría los han encontrado en estado etílico, dijo el jefe de la Subzona de la Policía.

El toque de queda desde ayer empezó a las 14:00 horas en el país, mientras que en Ambato se ha hecho un llamado a la conciencia ciudadana para que, a partir de las 12:00 horas se sumen al toque de queda ciudadano que desde el martes 24 las personas comenzaron a sumarse con la finalidad de evitar la propagación del COVID-19 en la provincia. 

“Eso nos demuestra una vez más que el mayor problema en la provincia es el abuso del consumo del licor, cuando se tiene ese hábito es muy delicado, porque pasa lo mismo con quienes consumen sustancias estupefacientes. Necesitamos el mayor apoyo de los familiares en insistir que las personas no salgan de sus casas porque esta medida nos beneficia a todos los ciudadanos”, insistió el coronel.  

El jefe de la subzona de Tungurahua también hizo dos apreciaciones, una positiva sobre la colaboración de los ciudadanos en evitar salir a la calle. Dijo que la buena, a comparación de otras provincias, sí han tenido mayor colaboración; la parte negativa, es que no han llegado a ese 100 % que se queden en sus hogares entre ellos los que salen sin tener ninguna necesidad, solo lo hacen por ir a libar y ponen en riesgo a la familia y a la comunidad, agregó.  (I)

Deja un comentario